NOTA DE PRENSA

El 60 aniversario de Grand Seiko está marcado por la recreación del modelo original de 1960.

2020 es un año especial para Grand Seiko, ya que es el 60 aniversario de su creación. La fecha fue el 18 de diciembre de 1960. Durante algún tiempo, un determinado equipo en las instalaciones de Seiko, en Suwa, en el centro de Japón, estuvo trabajando en la creación de un reloj que fuera lo más preciso, duradero, cómodo y bello posible. En ese día del pasado, se dio a conocer el resultado de todos sus esfuerzos. Era un reloj con una caja de oro de 14k y un mecanismo delgado cuya precisión cumplía con el estándar internacional más alto de la época. Tal fue su nivel de logro que se decidió llamar al reloj Grand Seiko. Ahora, en este año tan especial, una nueva recreación del primer reloj Grand Seiko de 1960 ocupará un lugar permanente en la colección.

Delgado, preciso y fiel a su legado 

La recreación se presenta en tres versiones, todas con el mismo perfil delgado y alta precisión que ofrece el calibre 9S64 de cuerda manual. La forma de la caja y de la esfera, y las agujas suavemente curvadas son totalmente fieles al modelo original de 1960; sin embargo, la parte posterior de la caja ahora se presenta en zafiro, revelando el hermoso acabado del mecanismo. En línea con la estética actual, el diámetro de la caja se ha incrementado de 35 mm a 38 mm y un cierre de triple pliegue hace que el reloj sea fácil de usar.

Se utilizan tres materiales diferentes. Para el primer modelo se ha usado el Platino 950 para la caja y el oro de 18k para los marcadores de hora. La estrella en la posición de las 6 es la indicación de que los marcadores son de oro de 18k. El grabado del nombre Grand Seiko en la esfera es particularmente nítido gracias al hecho de que la esfera también es de oro de 18k.
La caja de la segunda creación es de oro amarillo de 18k, al igual que los marcadores de hora. La caja del tercer modelo es de Titanio Brillante Endurecido, exclusivo de Grand Seiko. Es tan ligero como el titanio puro pero el doble de duro que el acero inoxidable y, por lo tanto, altamente resistente a los arañazos. Su color es más brillante que las otras formas de titanio utilizadas para Grand Seiko y permite que las superficies pulidas de Zaratsu se destaquen aún más.

El fondo de caja de cristal zafiro revela la belleza del acabado del movimiento.
Las agujas de horas y minutos están dobladas cuidadosamente para seguir el contorno del cristal de zafiro de doble curvatura.

Los tres ofrecen una notable combinación de delgadez, eficiencia y precisión. Las cajas solo miden 10,9 mm de profundidad, tiene una la reserva de marcha de 72 horas y la tasa de precisión es de +5 a –3 segundos por día. Las tres versiones llevan con correas de cocodrilo.

Los tres relojes de la serie estarán disponibles en las Grand Seiko Boutiques a partir de junio de 2020.

SBGW257
SBGW258
SBGW259

Recreaciones del primer Grand Seiko
Calibre 9S64
Tipo de movimiento: cuerda manual.
Alternancias: 28.800 por hora (8 por segundo).
Precisión: +5 a –3 segundos al día (con uso estático).
Reserva de marcha: 72 horas
Número de rubíes: 24

Especificaciones:
Caja y cierre de Platino 950 (SBGW257).
Caja y cierre de oro amarillo de 18 quilates (SBGW258).
Caja y cierre de Titanio Brillante Endurecido (SBGW259).
Correa de cocodrilo con cierre de tres pliegues con botón de apertura
Cristal de zafiro de doble curvatura con alta definición y revestimiento antirreflectante.
Fondo de caja transparente.
Resistencia al agua: 3 bar. Resistencia magnética: 4.800 A/m
Diámetro: 38,0mm. Grosor: 10,9mm
Precio de venta al público recomendado para Europa:
Aprox. €39.000 (SBGW257), €27.000 (SBGW258), €8.300 (SBGW259)