Heritage Collection
Reconocible al instante. Es Grand Seiko.

Impulsado por nuestro movimiento de cuarzo analógico altamente preciso y utilizando el arte más actualizado, SBGP001 es una reinterpretación del célebre 44GS que estableció el estilo de diseño de Grand Seiko en 1967. Las superficies planas del bisel y la caja están pulidas a mano a un acabado perfecto y sin distorsiones utilizando la técnica Zaratsu. La combinación de acabados mate y de espejo le da a la caja un aire tridimensional. Los índices multifacéticos y las manecillas brillan con elegancia gracias a sus bordes con corte de diamante. Legible al instante. Reconocible al instante como Grand Seiko.

SBGP001G

SBGP001

Heritage Collection

EUR 3.300,00

Características

Calibre 9F85 con función de ajuste de diferencia horaria

El calibre 9F85 tiene una función de ajuste de diferencia horaria que permite ajustar la manecilla de la hora sin detener el segundero y, por lo tanto, conserva su alta precisión cuando el usuario cambia de zona horaria.
El diseño exterior es una interpretación moderna del Grand Seiko Style, el concepto de diseño que se estableció con el lanzamiento de 44GS en 1967.
La caja tiene las superficies perfectas con acabado de espejo creadas por el pulido de Zaratsu, y combina con las superficies de acabado mate para conseguir el efecto tridimensional. La esfera tiene doce marcadores de hora multifacéticos. La disposición complementaria de estos elementos le da al reloj un hermoso resplandor y visibilidad.

Especificaciones

Exterior
Exterior: Acero inoxidable
Case back: Fondo de caja de rosca)
Material del cristal: Zafiro con doble curvatura
Revestimiento del cristal: Revestimiento antirreflectante en la superficie interna
Tamaño de la caja: Diámetro 40.0mm Longitud 46.2mm Grosor 11.1mm
Band width: 19mm
Tipo de cierre: Cierre de tres pliegues con botón de apertura
Movement
Número de calibre: 9F85 Instrucciones
Precisión: ±10 segundos al año
Functions
Resistencia al agua: 10 bares
Resistencia magnética: 4,800 A/m
Peso: 142 g
Otros detalles / características:
  • Función de ajuste de diferencia horaria vinculada al calendario

Una esfera con diseño de rayos de sol, un brillo sedoso.

Vale la pena mirar todas las esferas de Grand Seiko a través de una "lupa", pero ninguna más que la esfera de rayos de sol de SBGP001. Su textura sedosa y el delicado patrón radiante son posibles gracias al suave recubrimiento plateado de la superficie. La luz y la sombra juegan en la esfera como hilos de la mejor seda japonesa.

Un segundero de acero azul en una esfera de rayos de sol.

La esfera tiene un patrón de rayos de sol y un brillo sedoso que le da calidez y profundidad. En cualquier momento y bajo cualquier luz, tiene un brillo delicado que es un placer para la vista. Sobre este fondo sutil y delicado, el segundero de acero azul destaca y llama la atención. El segundero tiene un color azul intenso que solo la mejor artesanía puede lograr.

La fuerza de un león.

El león ha sido el símbolo de Grand Seiko durante más de seis décadas. Refleja la ambición del equipo original de Grand Seiko de hacer un reloj que fuera lo más preciso, duradero y hermoso posible y revela la intensidad de su determinación. Definieron su objetivo como convertirse en el “rey de los relojes”, y así fue como la marca del león pasó a simbolizar la fuerza interior de Grand Seiko.

El reloj de cuarzo, redefinido por el Calibre 9F.

¿Qué hace un buen reloj de cuarzo? Por supuesto, tiene que ser preciso, pero la precisión no tiene sentido si el reloj no tiene la legibilidad. La respuesta debe estar en agujas largas cuyos ángulos agudos captan la luz en la oscuridad. Sin embargo, ningún reloj de cuarzo podía accionar manecillas tan pesadas hasta que se creó el Calibre 9F en 1993. Su motor de control de pulso doble mueve manecillas anchas y pesadas. Con una precisión de ±10 segundos por año y una legibilidad acorde, el Calibre 9F redefine la tecnología de los relojes de cuarzo.

Descubrir más

Se necesita experiencia para convertirse en un experto en el pulido Zaratsu.

A medida que presionan los laterales de cada caja contra el disco giratorio, los artesanos encargados del pulido Zaratsu solo tienen sus ojos y sus dedos para sentir el ángulo exacto y la presión requerida. A través de las yemas de los dedos, pueden sentir el calor generado, la vibración y la velocidad a la que se consume el abrasivo y luego realizar los ajustes de presión y ángulo que garantizan un resultado perfecto y sin distorsiones. La habilidad requerida es el resultado de años de entrenamiento, paciencia y, sobre todo, experiencia.