Aprenda más acerca del Calibre 9S

High-beat movement 45GS, released in 1968
Movimiento de alta alternancia 45GS, lanzado en 1968

¿8 o 10 alternancias? Una simple pregunta con complejas consecuencias

El tenue sonido del tictac de un reloj mecánico es el sonido del áncora enjoyada engranando con los dientes de la rueda de escape en el mecanismo de escape cada vez que oscila el volante regulador. En la mayoría de los relojes mecánicos, este sonido se escucha ocho veces por segundo, revelando que el movimiento es de 8 alternancias. Tanto el movimiento de la muñeca del portador como la propia gravedad pueden tener un efecto sustancial en la precisión con la que el mecanismo de escape opera, por lo que el reto es encontrar la forma de minimizar este efecto. El planteamiento obvio sería el de incrementar el número de alternancias, una senda que ha sido tomada por muchos fabricantes relojeros. Sin embargo, el hecho de que haya tan escasos movimientos en el mundo que puedan decir que son de 10 alternancias o superiores, demuestra la extrema dificultad encontrada en la obtención del nivel de durabilidad necesario para los componentes, considerando el estrés añadido que impone en ellos el alto número de alternancias por segundo. Desde la década de 1960, Grand Seiko fue uno de los pocos fabricantes relojeros que han cumplido este reto, en la forma de los movimientos de 10 alternancias 4529 y 6145.

Barrel containing the mainspring
Tambor que contiene el muelle principal

Nuevas aleaciones para un mayor rendimiento

El aumento del número de oscilaciones del volante regulador dirige a un consumo proporcionalmente mayor de la energía del muelle principal. El cambio de un movimiento de 8 alternancias a uno de 10 alternancias requeriría de un torque 1,5 veces superior y resultaría en una pérdida de la reserva de carga cercana al 40 por ciento. El aumento de la resistencia a impactos y la retención eficiente de la energía del muelle regulador, parte del volante regulador, es también esencial. Seiko Instruments ha estado trabajando con universidades e institutos de investigación por más de medio siglo en el desarrollo de muelles. El muelle principal del 9S85 está fabricado con Spron 530, una aleación creada tras unos seis años de investigación y desarrollo. Aproximadamente cinco años de arduo trabajo fueron también necesarios para el nacimiento de Spron 610 usado en el muelle regulador. La creación del Calibre 9S85 de 10 alternancias no habría sido posible sin estas dos nuevas aleaciones y muelles.

The escape wheel
La rueda de escape

Una nueva técnica de fabricación para los componentes más cruciales

La mejora de la precisión de cada pieza también fue crucial para el nuevo movimiento de 10 alternancias, y no hay otra pieza en la que esto sea más cierto que en el mecanismo de escape y, en particular, donde la fabricación de precisión puede dotar de significativos beneficios en rendimiento. El volante regulador del Calibre 9S85 está fabricado a máquina a tolerancias de una millonésima de un gramo para asegurar una precisa rotación de un lado a otro. De hecho, el mecanismo de escape completo del Calibre 9S85 no hubiera sido posible sin el uso de los sistemas microelectromecánicos (MEMS, Micro Electro Mechanical Systems), la tecnología de fabricación mecánica de alta precisión que la compañía había perfeccionado a través de la fabricación de semiconductores. Esta técnica permite una precisión aún mayor en componentes complejos que la que puede conseguirse con el corte. Se logró una mayor durabilidad creando orificios de aligeramiento en la rueda de escape y el áncora, y también se escalonaron las puntas de los dientes de la rueda de escape, lo que mejoró con éxito el rendimiento de la retención de aceite. El Calibre 9S85 podría usar un mecanismo de escape tradicional pero este es un mecanismo de escape realizado con la mejor tecnología del siglo XXI.