HISTORY

Honramos nuestros orígenes. Miramos hacia el futuro.

Fue la determinación de trascender lo que dio lugar al nacimiento de Grand Seiko en 1960. Durante su desarrollo y desde entonces, la idea que impulsó a los diseñadores e ingenieros fue que Grand Seiko debía ser el reloj "ideal", con estándares de precisión, durabilidad y belleza que lideraran el mundo.

1960
STORY 1
HISTORIA

La fase de desarrollo

El lanzamiento del primer Grand Seiko en 1960

Desde el comienzo la idea fue simple, pero su realización estuvo llena de desafíos. La idea era crear un reloj lo más preciso, duradero, fácil de usar y hermoso como fuera humanamente posible. Mientras que la corona de Seiko y otros relojes mecánicos de la década de 1950 mejoraban constantemente y eran cada vez más populares, el equipo que se reunió para crear Grand Seiko sabía que, con tiempo y recursos, necesitaban, y podían, llegar más lejos.

El primer Grand Seiko fue un gran avance. El nuevo calibre 3180 tenía una precisión de +12 a -3 segundos por día y una reserva de carga de 45 horas. Fue el primer reloj japonés en recibir una calificación de excelencia por parte del Bureaux Officiels de Contrôle de la Marche des Montres.

Grand Seiko con fecha automática, 1964

El Grand Seiko de 1960 fue un gran éxito, pero el equipo de diseño estaba determinado a dar un paso más y cumplir el objetivo de crear el reloj ideal. A solo cuatro años de la creación del primer Grand Seiko, se introdujo el Grand Seiko con fecha automática. El énfasis se puso en la practicidad. Tenía una función de calendario y una mejor resistencia al agua de hasta 50 metros, y estaba diseñado para ser tanto práctico en la oficina como elegante en la noche.

HISTORIA 2
section-1960
1960
MECÁNICO

El primer Grand Seiko

Nació Grand Seiko. El primer modelo Grand Seiko se produjo en Suwa Seikosha (actualmente Seiko Epson) en la prefectura de Nagano en el centro de Japón.

1964
1964
MECÁNICO

Grand Seiko con fecha automática

Se lanzó una segunda generación de modelos con una función de calendario y una resistencia al agua incrementada a 50 metros.

STORY 2
HISTORIA

La década de 1960. Una década con muchos cambios.

El establecimiento de la filosofía de diseño de Grand Seiko

Lanzado en 1967, el modelo 44GS tenía el nivel de precisión más alto que cualquier reloj de cuerda manual de 5 alternancias del mundo. En pocos años, Grand Seiko había dado pasos agigantados que lo acercaban a su meta. El diseño del modelo 44GS incluía muchos aspectos que aún hoy se utilizan en los relojes Grand Seiko.
El 44GS sentó las bases de la apariencia que Grand Seiko continúa teniendo hasta el día de hoy. Era un concepto de diseño complejo, con reglas de proporción, acabado, ángulos y otros aspectos de diseño. De hecho, se basaba en tres principios y no menos de nueve elementos requeridos para alcanzarlos. Ningún otro reloj tuvo tanta influencia en el carácter de Grand Seiko, y todos los modelos posteriores de Grand Seiko han compartido el mismo brillo y encanto únicos del 44GS, porque todos han expresado el estilo Grand Seiko.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL DISEÑO DE GRAND SEIKO

La rápida evolución de los relojes mecánicos de Grand Seiko

A lo largo de la década, la colección de Grand Seiko creció y se introdujeron cada vez más calibres rápidamente. En 1967, Grand Seiko lanzó el 62GS, el primer reloj automático de Grand Seiko, seguido en 1968 del reloj automático de 10 alternancias 61GS y el reloj manual de 10 alternancias 45GS.

Impulsada por las exigencias de la época y las nuevas posibilidades que presentaba la tecnología, la precisión del reloj se convirtió en una obsesión global, y la competencia en las pruebas de cronómetro se intensificaron.

Habiendo ganado todas las competencias de cronómetro en Japón, el equipo de Grand Seiko buscó nuevos desafíos en el extranjero y las pruebas de cronometro del Observatorio suizo admitieron la participación de nuestros relojes en 1964. En los años siguientes, las clasificaciones mejoraron de manera constante, tanto en el concurso de Neuchâtel como en el de Ginebra. En 1968, nuestro movimiento recibió el premio general al mejor reloj mecánico de la competencia en el Observatorio de Ginebra, y el mundo vio que los movimientos que encontrarían su camino en Grand Seiko estaban entre los mejores del mundo.

Estos resultados no fueron una mera casualidad. Gracias a sus habilidades en relojería cada vez mejores, la invención de nuevas aleaciones y componentes, y la pasión por crear el reloj ideal, Seiko y, más específicamente, el equipo de Grand Seiko hicieron una contribución definitiva y duradera en la elevación de los estándares mundiales de la relojería mecánica. Gracias a sus exclusivas aleaciones Spron, se pudieron mejorar el momento de torsión y la durabilidad de sus resortes principales, y esto posibilitó el aumento de la frecuencia de oscilación del volante regulador a 10 alternancias por segundo y, en consecuencia, el incremento significativo de la precisión de sus relojes. El desafío de lograr un reloj de altas alternancias viable pudo cumplirse. Una serie de relojes especialmente ajustados elevaron aún más la vara y establecieron nuevos estándares de precisión a lo largo del tiempo gracias a su poca susceptibilidad a los cambios de posición y a otras influencias externas.

El nivel de precisión fue asombroso, con una variación de menos de ±2 segundos por día o ±1 minuto por mes. Gracias a la consecución de la meta de una precisión más allá de los límites posibles de la época, el equipo de Grand Seiko les dio a sus modelos de altísima precisión el nombre de "Grand Seiko Very Fine Adjusted" (Grand Seiko de ajuste muy fino). El V.F.A. 61GS y el V.F.A. 45GS se convirtieron en leyendas.

HISTORIA 3
1967
1967
MECÁNICO

44GS

Daini Seikosha (actualmente Seiko Instruments) produjo el primer reloj Grand Seiko. Fue el primer modelo en encarnar el concepto de diseño exterior del estilo Grand Seiko, que perdura hasta hoy.

1967
MECÁNICO

62GS

El primer modelo Grand Seiko con cuerda automática. La corona se hundió y colocó en la posición de las 4 en punto para dramatizar el hecho de que este modelo no requería cuerda manual.

1968
1968
MECÁNICO

61GS

El primer modelo de cuerda automática de Grand Seiko con movimiento de 10 alternancias.

1968
MECÁNICO

45GS

Un modelo manual de 10 alternancias con un movimiento más delgado. Como el modelo automático 61GS, brindaba un nivel de precisión más alto que lo hacía más estable en diferentes situaciones de uso. El calendario presentaba un mecanismo de cambio instantáneo.

1968
MECÁNICO

19GS

El primer reloj Grand Seiko para la mujer con movimiento de 10 alternancias de alta precisión.

1969
1969
MECÁNICO

61GS V.F.A.

Este modelo de altísima precisión buscaba ampliar los límites de la precisión en un reloj mecánico. Ofrecía una precisión mensual de ± un minuto.

1969
MECÁNICO

45GS V.F.A.

Este modelo de altísima precisión buscaba ampliar los límites de la precisión en un reloj mecánico. Ofrecía una precisión mensual de ± un minuto.

1970
1970
MECÁNICO

56GS

Una vez lograda la precisión, el próximo desafío de Grand Seiko era reducir el tamaño de sus modelos. Este calibre era de cuerda automática y, aunque medía solo 4,5 mm de alto, conservaba la misma precisión que sus antecesores. La delgadez no era solo un desafío de ingeniería. La facilidad de uso formaba parte del concepto de un reloj ideal, y este reloj más delgado se acomodaba mejor en la muñeca.

1970
MECÁNICO

61GS Special

El modelo Grand Seiko Special buscaba alcanzar un estándar de precisión aún más alto y exigente que el estándar GS de medición del tiempo.

1972
1972
MECÁNICO

19GS V.F.A.

En busca de la precisión más alta posible en el ámbito de los relojes mecánicos para la mujer, este modelo ofrecía una precisión mensual de ± dos minutos.

STORY 3
HISTORIA

El desarrollo del reloj de cuarzo Grand Seiko

El primer reloj de cuarzo Grand Seiko

En 1988 nació el primer reloj de cuarzo Grand Seiko, el modelo 95GS. Amplió aún más el rendimiento de todos los relojes de cuarzo convencionales, con una precisión de ±10 segundos por año. El secreto de siempre de Grand Seiko radicaba en la capacidad de fabricar todos los componentes dentro de la misma empresa. Mediante el uso de cristales de cuarzo desarrollados en sus propias instalaciones y a su manera, el equipo de Grand Seiko pudo seleccionar solo aquellos osciladores que exhibían un rendimiento superior en materia de resistencia a la temperatura, a la humedad y al impacto, para producir movimientos con la mayor precisión posible.

HISTORIA 4
1980
1988
1988
CUARZO

95GS

El primer reloj de cuarzo Grand Seiko. Brindaba una precisión de 10 segundos por año, precisión varias veces más alta que otros movimientos de cuarzo.

1989
1989
CUARZO

8NGS

El primer reloj de cuarzo Grand Seiko con resistencia al agua de 10 bar.

1990
1992
1992
CUARZO

3FGS

Un modelo de cuarzo Grand Seiko para la mujer, también con una precisión de 10 segundos al año.

STORY 4
HISTORIA

La búsqueda del reloj de cuarzo ideal.

Grand Seiko crea el mejor reloj de cuarzo

Si bien el primer reloj de cuarzo Grand Seiko fue excepcional, no apagó el entusiasmo del equipo de Grand Seiko para dar el siguiente paso y crear el reloj de cuarzo "ideal". En 1993, solo cinco años después de la llegada del primer reloj de cuarzo Grand Seiko, se completó el calibre 9F83. Este reloj de cuarzo incorporó cuatro innovaciones clave: el mecanismo de ajuste automático de juego, el sistema de control de doble impulso, el mecanismo de cambio de fecha instantáneo y la cabina súper sellada. Buscó encarnar lo que Grand Seiko consideraba que constituían las cualidades esenciales de un reloj de pulsera: precisión, belleza, legibilidad, durabilidad y facilidad de uso. Grand Seiko no escatimó esfuerzos en los detalles, y lo convirtió en el pináculo de la relojería de cuarzo.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL MOVIMIENTO 9F CUARZO

El desarrollo continuó. En 1997 Seiko lanzó la serie 9F6, con un diseño de caja superior que hizo que los relojes de cuarzo Grand Seiko fueran aún más cómodos de usar.

El año 2003 fue testigo de la creación de la nueva serie de relojes de cuarzo, cuya notable resistencia al magnetismo era de 40.000 A/m. Esta serie utilizaba un diseño exterior avanzado y nuevas técnicas empleadas para las cajas, que lograron que su precisión de ±10 segundos por año no se viera afectada por su proximidad a computadoras, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos.

HISTORIA 5
1993
1993
CUARZO

Serie 9F8

"El cuarzo que supera al cuarzo". Este reloj de cuarzo volvió a superar los límites y estableció nuevos estándares de precisión y durabilidad con cuatro innovaciones, el mecanismo de ajuste automático de juego, que nunca antes se había logrado en un reloj de cuarzo convencional, un mecanismo de cuarzo de doble impulso, un mecanismo de cambio instantáneo de calendario y una cabina súper sellada dentro de la caja.

1997
1997
CUARZO

Serie 9F6

Los minuciosos esfuerzos de los artesanos y artesanas de Seiko dieron como resultado el acabado espejado y sin distorsión de la superficie del lateral de la caja.

STORY 5
HISTORIA

Una nueva generación de relojes mecánicos

Establecimiento de un nuevo estándar

A mediados de la década de 1990 era el momento oportuno para una nueva generación de relojes mecánicos Grand Seiko. La tecnología de fabricación de relojes de la compañía había avanzado, los gustos habían cambiado y el tiempo había pasado.

Al principio, se pensó que con simples mejoras a los movimientos mecánicos existentes sería suficiente, pero el objetivo de lograr el reloj ideal llevó al equipo de Grand Seiko a dar un paso más. Los diseñadores del movimiento descartaron el plan original en favor de un diseño completamente nuevo que planteaba nuevos desafíos en todas las áreas del arte de la relojería tradicional. En 1996, el movimiento 9S estaba listo para probarse.

El movimiento mecánico 9S

En 1990, Grand Seiko presentó sus movimientos a las pruebas de precisión llevadas a cabo por el Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres (COSC), el instituto oficial de pruebas de cronómetros de Suiza. Tres de los cuatros primeros prototipos aprobaron y, poco después, se presentaron 50 movimientos en producción al COSC y todos cumplieron con los estándares del instituto.

Esto fue un éxito, pero ¿fue un éxito según los estándares que el equipo de Grand Seiko estableció para sí mismo? El equipo decidió crear su propio estándar, el estándar GS, con un nivel de exigencia mucho mayor que cualquier estándar del momento. Para cumplir este estándar se requirió de más pruebas, en más posiciones, por un período de tiempo más prolongado y a diversas temperaturas. Es un estándar de oro que todo reloj mecánico Grand Seiko, al día de hoy, debe cumplir.

La precisión es solo uno de los aspectos que constituyen un reloj "ideal". Un reloj ideal debe tener una reserva de carga lo más extensa posible. Cuando la mayoría de los relojes ofrecían 40 horas, Grand Seiko estableció su estándar en 50 horas.

Lograr una precisión alta y una reserva de carga más prolongada demandó innovaciones en materiales, diseño, técnicas de fabricación y ensamblaje. Se diseñaron nuevas aleaciones, se adaptaron técnicas que se usaban anteriormente en la fabricación de semiconductores a la relojería, se construyeron nuevas instalaciones y no se escatimó en gastos. El 9S fue, y, gracias a su continuo desarrollo continúa siendo, uno de los calibres mecánicos más refinados del mundo. Los calibres 9S51 y 9S55 se crearon en 1998. El calibre 9S67, con una reserva de carga de 72 horas, se creó en 2006. El camino de Grand Seiko 9S continúa.

HISTORIA 6
1998
1998
MECÁNICO

Serie 9S5

El primer nuevo calibre mecánico Grand Seiko en veinte años. Estableció un nuevo estándar Grand Seiko, con tecnología de producción de última generación que posibilitó una nueva interpretación de los valores tradicionales de Grand Seiko.

2000
2002
2002
MECÁNICO

Serie 9S56

Por primera vez en la historia de Grand Seiko, este reloj presentaba una cuarta aguja, que indicaba el GMT.

2003
2003
CUARZO

Serie con resistencia magnética reforzada

Un reloj con propiedades antimagnéticas, con 40.000 A/m, un nivel de protección antimagnética que superaba con creces todas las normas de la relojería.

STORY 6
HISTORIA

El debut de Spring Drive

La revolución silenciosa

En 1977, un joven ingeniero relojero decidió poner a prueba su idea de que tal vez, después de todo, un fabricante de relojes podía realizar el esquivo sueño de crear un reloj "eterno". Tuvo la visión y el coraje de concebir un reloj tradicional, impulsado por un resorte principal, que ofreciera la precisión de un segundo por día, que los relojes electrónicos ya podían ofrecer. Este brillante ingeniero, Yoshikazu Akahane, era un hombre persistente y decidido. Le tomó más de veinte años, durante los cuales soportó innumerables contratiempos y creó más de 600 prototipos, pero él y su equipo finalmente tuvieron éxito. Exigía nuevas tecnologías en todos los aspectos del arte de la relojería, y las creaban, una a una, año tras año. En 1999, nació Spring Drive.

¿Los planetas tiemblan o producen ruidosos tic-tac cuando atraviesan los cielos? Por supuesto que no. El tiempo es continuo y, a la vez, silencioso, y es a través del reflejo de estas características intrínsecas del tiempo que Seiko Spring Drive cumple su promesa de ser el único reloj del mundo que puede indicar el tiempo al igual que lo hace la naturaleza.

El primer Grand Seiko Spring Drive calibre 9R65

En 2004, se lanzó el primer Grand Seiko Spring Drive, un modelo que utilizaba el calibre 9R65. Mediante la combinación de un resorte principal tradicional y un regulador electrónico, Spring Drive ofrecía lo mejor de ambos mundos: un reloj accionado por el movimiento del usuario y con un nivel de precisión mucho más alta que la que puede alcanzar cualquier tecnología mecánica.

Para cumplir con los altos estándares de Grand Seiko, Spring Drive debía ofrecer más que una buena precisión: la meta del equipo de desarrollo era lograr una reserva de carga más extensa. Colocaron la meta en las 72 horas, para que el reloj pudiera seguir siendo preciso aún después de un fin de semana separado de la muñeca del usuario. El desafío era desarrollar un sistema de cuerda automática más eficaz. Solo así podía Grand Seiko proclamar que había producido el reloj más práctico hasta el momento.

El sueño se cumplió tras un extenso proceso de investigación y desarrollo que duró 28 años. Demandó varios avances en la relojería tanto mecánica como electrónica que fueron posibles solo gracias a que Grand Seiko era, y aún hoy continúa siendo, una de las pocas manufacturas que produce, ensambla y ajusta las piezas tanto de relojes mecánicos como de relojes de cuarzo: una verdadera y profunda integración de la tecnología y la artesanía.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9R65

HISTORIA 7
2004
2004
SPRING DRIVE

Serie 9R6

El exclusivo calibre Spring Drive se incorpora a Grand Seiko. Ofrece una precisión de +/-1 segundo por día.

STORY 7
HISTORIA

Un reloj mecánico con una reserva de carga de 3 días

El calibre 9S67, el reloj mecánico con una reserva de carga de 72 horas

La meta de Grand Seiko siempre fue mejorar los altos niveles de rendimiento. El siguiente desafío para Grand Seiko fue desarrollar un reloj con una reserva de carga de 72 horas, un reloj que pudiera seguir funcionando el lunes por la mañana después de haber estado fuera de la muñeca del usuario desde el viernes a la noche.

En 2006, el calibre 9S67 ya estaba listo. El movimiento mecánico del calibre 9S67 desafió los límites del mecanismo convencional de un solo barrilete, y desarrolló relojes mecánicos automáticos con reserva de carga de 3 días. Si bien proporcionaba las mismas 28.800 alternancias por hora que el calibre 9S55, el calibre 9S67 usaba un barrilete del mismo diámetro que el de la línea 9S5 existente, pero incorporaba un resorte principal más ancho y 10 centímetros más largo y, por ende, alcanzaba una reserva de carga de 72 horas.

HISTORIA 8
2006
2006
MECÁNICO

Serie 9S67

Un calibre mecánico con una reserva de carga de 72 horas

STORY 8
HISTORIA

Nuevos calibres Spring Drive con mejores funcionalidades

Spring Drive GMT

Para el viajero internacional, nada mejor que la combinación de una función GMT y la precisión de Spring Drive, que mantiene la precisión aún cuando se realizan los ajustes de zona horaria. En 2005, se creó Spring Drive GMT.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9R66

El cronógrafo de lujo más preciso del mundo

Gracias al segundero con sus suaves deslizamientos, el cronógrafo Spring Drive puede medir el tiempo transcurrido de forma exacta, y no a la fracción de segundo más cercana. Con sus sistemas de rueda de pilares y embrague vertical para una operación precisa de los botones, el cronógrafo Spring Drive mide hasta 12 horas con la precisión de un segundo por día.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9R86

HISTORIA 9
2007
2007
SPRING DRIVE

Serie 9R8

El cronógrafo Spring Drive. Con embrague vertical, rueda de pilares e indicación de GMT.

STORY 9
HISTORIA

El desarrollo del 9S continúa

La evolución de las alternancias altas

Un calibre de 10 alternancias se mueve a un ritmo de diez veces por segundo, una frecuencia sustancialmente más rápida que los movimientos mecánicos comunes. Si bien una frecuencia de vibración más rápida hace que un reloj sea más resistente a los golpes y, por lo tanto, más preciso, también hace que consuma más energía del resorte principal y exija una mayor resistencia de otros componentes. Hace medio siglo que los resortes principales de Grand Seiko se fabrican dentro de las mismas instalaciones de la compañía. A través de esta experiencia, se creó una nueva aleación para el resorte principal del 9S, que tiene la resistencia y la durabilidad de ofrecer 55 horas de reserva de carga y que perdurará muchas generaciones más.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9S85

El Hi-beat 36000 mecánico con función GMT

Grand Seiko realizó el calibre 9S86 con la incorporación de una función GMT (una función de indicación de 24 horas) solo cinco años después de la creación del calibre 9S85.

Si se tira de la corona hacia afuera solo una muesca, se puede ajustar la aguja de la hora sin detener el segundero, por lo que no se pierde la hora exacta del Hi-Beat 36000.
El reloj encarna el ideal de Grand Seiko por lograr un alto grado de precisión, tanto en la indicación de la hora como en la función GMT.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9S86

El calibre 9S65, un nuevo nivel de excelencia mecánica.

El calibre 9S55 se optimizó con un movimiento de 8 alternancias y piezas de gran precisión hechas con la tecnología avanzada MEMS (utilizada en el calibre 9S85) y se convirtió en el calibre 9S65.
Para crear el calibre 9S65 y ofrecer una reserva de carga extendida a 72 horas, se combinaron nuevos componentes y materiales.

El movimiento, que es el resultado de una fusión entre la tecnología avanzada y la artesanía, ha sido durante mucho tiempo y aún hoy continúa siéndolo, el movimiento probado que se utiliza en la mayoría de los relojes Grand Seiko.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9S65

HISTORIA 10
2009
2009
MECÁNICO

Serie 9S8

El primer calibre nuevo de alternancias altas de Grand Seiko en 41 años.
A través del uso de nuevas aleaciones y técnicas, el calibre 9S8 brinda una alta precisión y una reserva de carga de 55 horas.

2010
2010
MECÁNICO

Serie 9S65

Un nuevo calibre automático con una reserva de carga de 72 horas. Usa los últimos materiales para su resorte regulador y escape a fin de mejorar la estabilidad de su precisión durante el uso en sí mismo.

2014
2014
MECÁNICO

Serie 9S86

El calibre 9S86 combina la precisión de las alternancias altas con una función GMT. Este reloj ganó el premio “Petite Aiguille” en el Grand Prix d’Horlogerie de Genève de 2014.

STORY 10
HISTORIA

Desafía lo desconocido

El primer reloj de cerámica negra de Grand Seiko

En 2016 Seiko creó su primera caja hecha toda de cerámica y lanzó una nueva colección. Esta colección muestra otra faceta de Grand Seiko y demuestra que las virtudes de precisión, durabilidad, legibilidad y belleza de Grand Seiko son ideales tanto para un reloj deportivo como para otro tipo de relojes.

El calibre 9R01 con reserva de carga de 8 días

El Spring Drive con reserva de carga de 8 días se lanzó en 2016 y es capaz de alcanzar una operación continua durante la notable cantidad de ocho días.

Este fue el primer reloj Grand Seiko creado por el Estudio Micro Artist en Shiojiri en el centro de Japón, lugar donde se crearon muchos de los relojes de lujo más celebrados de la compañía.

Por lo general, Spring Drive utiliza un solo barrilete. Sin embargo, el calibre 9R01 utiliza una serie de tres barriletes, lo que permite extender la reserva de carga a ocho días, cerca de 2,5 veces más que la usual.

La caja del reloj está hecha de platino. Para este material, se adaptó de forma especial la técnica de pulido Zaratsu de Grand Seiko a fin de lograr las superficies sin distorsión y los bordes definidos tan característicos de Grand Seiko.

El calibre 9R01 abre un nuevo capítulo en la innovación continua de Grand Seiko. Grand Seiko siempre seguirá fiel a sus valores y, al mismo tiempo, explorará nuevos caminos de diseño y abrirá un abanico de posibilidades en la industria de la relojería.
CONOZCA MÁS ACERCA DEL CALIBRE 9R01

2016
2016
SPRING DRIVE

La edición limitada de cerámica negra

Desarrollado por Spring Drive, este es el primer reloj Grand Seiko con una caja hecha toda de cerámica.

2016
SPRING DRIVE

Spring Drive: Reserva de carga de 8 días

Este es el primer reloj Grand Seiko en crearse en el Estudio Micro Artist. Su movimiento Spring Drive tiene una reserva de carga de hasta ocho días (192 horas aproximadamente).
La caja de este modelo está hecha de platino 950 y logra una forma definida exclusiva de Grand Seiko.

※Algunas imágenes pueden ser diferentes a la de los productos en el punto de diseño de ese momento.