Un nuevo diseño para una nueva era

Así como los calibres 9SA y 9RA hacen una declaración significativa y definitoria sobre el futuro del desarrollo técnico de Grand Seiko, este reloj traza un nuevo rumbo para su diseño. Lanzado para conmemorar el 60 aniversario del primer Grand Seiko, este diseño expresa la verdadera esencia de Grand Seiko en un nuevo camino. Le habla a la próxima generación con sus líneas seguras, su poderosa presencia y su tranquilo resplandor, pero también se basa en sus profundas raíces en las tradiciones y la cultura de Japón.

Resplandor y serenidad

El poder del contraste impregna el diseño. El fino acabado del lateral de la caja contrasta tranquilamente con el acabado de espejo súper pulido del borde del bisel. Las líneas rectas, nítidas y los bordes con corte de diamante de las manecillas y los indicadores de hora destacan de forma destacada contra los ángulos suaves y redondeados de la caja. El reloj tiene resplandor y serenidad a partes iguales y en perfecta armonía.

Una esfera diseñada para ser legible y disfrutada

El paso del tiempo casi salta de la esfera, incluso con el vistazo más rápido. Como es tradición en Grand Seiko, la legibilidad es una alta prioridad de diseño y esta nueva esfera la lleva a un nuevo nivel. La imponente manecilla de las horas está recortada en la punta, mientras que la manecilla de los minutos es larga y se extiende hasta el segundero, de modo que las manecillas se diferencian claramente y la hora se lee con precisión. El indicador de las 12 en punto es amplio y se identifica fácilmente sea cual sea el ángulo desde donde se mire. El tiempo nunca ha sido más claro.

Fuerza y tenuidad

Gracias a la tenuidad del movimiento, el reloj tiene un perfil delgado y se asienta ordenada y cómodamente en la muñeca. Por la misma razón, los lados verticales de la caja, cuando se ven desde un lado, tienen una poderosa presencia que es un vívido recordatorio de la resistencia y durabilidad por las que Grand Seiko es famoso.

Un diseño con una presencia sigilosa y poderosa

La herencia y el pedigrí del Evolution 9 Style quedan inmediatamente claros. Es fiel en todos los sentidos a los principios del Grand Seiko Style que se definieron en 1967 con el célebre 44GS, pero los traduce de nuevo para las próximas décadas. Los atributos distintivos de Grand Seiko de precisión, legibilidad y belleza son evidentes en cada detalle, pero hay un nuevo poder y profundidad tanto en la forma de la caja como en el aspecto de la esfera. El estilo Evolution 9 emana fuerza y tiene una presencia poderosa, pero sigue siendo discreto y sobrio.

Grand Seiko Estilo Evolution 9
Descubre más